El Levante Femenino se despide de un histórico: Sánchez Vera no renueva

Después de un año y medio, la relación entre José Luis Sánchez Vera y el Levante Femenino está llegando a su fin.

El capítulo de José Luis Sánchez Vera al frente del Levante Femenino llega a su fin. La sombra de los problemas económicos del club se cierne sobre el proyecto y trunca la continuidad de un entrenador que ha sido pieza clave en el crecimiento del equipo.

Las palabras de José Danvila, consejero delegado del Levante, en diciembre resonaban con fuerza: “la sección femenina tendrá que reducirse”. La no consecución del ascenso del primer equipo masculino a Primera División intensificó la crisis económica, que llevó a la salida del presidente Quico Catalán y la inyección de capital por parte de Danvila.

A pesar de que las declaraciones iniciales de Sánchez Vera parecían indicar una posible reconsideración, la Agencia EFE confirmó la separación de caminos al final de la temporada. Asimismo, señaló que Alba Redondo y María Méndez también se despedirán del club, dejando entrever un futuro incierto para el proyecto.

“El Levante va más allá de Méndez, Alba Redondo o Sánchez Vera”, mencionó el entrenador en una rueda de prensa posterior al partido contra el Barcelona. También agregó que el Levante es un club especial dentro del fútbol femenino, lo que dejó en evidencia la profunda conexión que ha desarrollado con la institución.

En medio de la incertidumbre, el equipo se mantiene firme en su objetivo. El estratega de 41 años declaró que todavía le quedan ocho partidos en los que el equipo se juega muchísimo. Ante esto, manifestó que su deseo es ganar para mantenerse en el tercer puesto de la tabla y clasificarse a la Champions League.

La historia de Sánchez Vera en el Levante Femenino está cada vez más cerca terminar. Sin embargo, su legado de crecimiento y éxito en el club granota serán para siempre.

María Méndez y Alba Redondo: doble objetivo blanco

El Real Madrid Femenino no anda con rodeos y ya tiene en mente un plan de refuerzo para la próxima temporada. La joven central del Levante María Méndez y la Pichichi de la pasada Liga F Alba Redondo figuran en la lista de la Casa Blanca.

Por una parte, María Méndez no es solo una central de garantías, es una jugadora con una visión de juego excepcional. Esta polivalencia no ha pasado desapercibida para los grandes clubes, por lo que el Madrid le habría presentado una oferta formal para adquirir sus servicios. La propuesta sería de 100 mil euros anuales.

El fichaje de Méndez por el conjunto merengue sería un movimiento estratégico que aportaría solidez defensiva, creatividad en la salida del balón y liderazgo. Con relación a su competencia directa, Rocío Gálvez, Ivana Andrés y Kathellen Sousa ocupan los puestos de zagueras centrales.

En el caso de Alba Redondo, la delantera de 27 años se ha convertido en una de las atacantes más codiciadas del fútbol español. Su desparpajo y olfato goleador la convierten en una jugadora capaz de inclinar la balanza en cualquier partido. De esta manera, el club de las vikingas estaría dispuesto a negociar para tenerla en sus filas.

La entidad merengue le ofrecería a Redondo un contrato con un importante aumento salarial y la posibilidad de mantener un rol protagónico dentro del equipo. A pesar de que la competencia en el ataque madridista es feroz, con figuras como Signe Bruun, Caroline Weir, Linda Caicedo, Athenea del Castillo, Naomie Feller y Hayley Raso, la manchega estaría dispuesta a asumir el reto.

Al igual que la llegada de Méndez, la posible incorporación de Alba Redondo al Real Madrid Femenino también sería un movimiento importante. La campeona del mundo añadiría calidad y experiencia en ataque, lo que ayudaría al equipo a consolidarse como uno de los favoritos para la campaña venidera.

Estás aquí: Inicio > Fútbol > España > Liga Santander > El Levante Femenino se despide de un histórico: Sánchez Vera no renueva