La Women’s Nations League: premio irrisorio para un gran logro

Sin patrocinadores oficiales ni balón propio… La Women's Nations League sigue sin estar a la altura de lo que las jugadoras merecen.

España y Francia se verán las caras en la final de la Women's Nations League, un torneo que prometía ser un hito para el fútbol femenino europeo. Sin embargo, la discreta compensación económica que recibirán las campeonas, empaña el brillo de este logro.

A menos de dos días para que se dispute la final de la Liga de Naciones femenina, el contraste abismal de la compensación económica que percibirán las campeonas del torneo en comparación con los ganadores de la edición masculina volvió a ser noticia. Esto debido a que la selección que obtenga la victoria solo recibirá 160 mil euros. Una cifra muy inferior a los 10.5 millones de euros que se embolsó el ganador de la última versión masculina.

La diferencia es aún más flagrante si se compara con la primera edición de la Nations League masculina. Dicha ocasión, la selección de Portugal se llevó 4,5 millones de euros tras proclamarse campeona. En cuanto al segundo, tercer y cuarto lugar, la suma de los premios da un total de 240 mil euros.

Por otra parte, la FIFA obliga a las federaciones a repartir el premio del Mundial entre las jugadoras. No obstante, la recompensa que se otorga en Liga de Naciones se distribuye de otra manera. La Federación a la que pertenece la selección ganadora tiene la potestad de decidir cómo repartirá el premio, lo que genera incertidumbre sobre si las futbolistas obtendrán una parte justa.

Es hora de que la UEFA apueste de verdad por el fútbol femenino. Por ello, igualar o reducir la diferencia de los premios de la Nations League femenina a los de la masculina sería un gran avance. Las jugadoras merecen un reconocimiento a su talento y esfuerzo, y un premio económico acorde a la importancia del torneo que han ganado.

UEFA no verá ganancias de la Women's Nations League

Aleksander Čeferin, presidente de la UEFA, proclamó la Liga de Naciones Femenina como un torneo “abierto, competitivo y continuo” que beneficia a todas las asociaciones europeas. Sin embargo, a diferencia del campeonato masculino, la UEFA no obtendrá ganancias directas de esta edición.

En esta oportunidad, tanto los derechos audiovisuales como los de patrocinio y venta de entradas los gestionan las federaciones nacionales, no la UEFA. Esto significa que, en el caso de España, la RFEF se encarga de organizar todos esos aspectos y también de recibir los ingresos que se generen a partir de los mismos.

Sin patrocinador oficial ni balón propio

Más allá de las diferencias económicas, la Liga de Naciones Femenina se diferencia del torneo masculino por la ausencia de un patrocinador oficial y de un balón propio. Mientras que la competición masculina cuenta con el patrocinio de Hisense desde hace tres finales, la femenina no tiene un sponsor principal.

Con relación al balón, en la Liga de Naciones Femenina no hay un diseño exclusivo. En la reciente semifinal entre Francia y Alemania, ambos equipos utilizaron un balón Nike. Por otra parte, el compromiso de España contra Países Bajos se jugó con el balón del Mundial de Australia y Nueva Zelanda, fabricado por Adidas.

Estás aquí: Inicio > Fútbol > Copas Europeas > La Women’s Nations League: premio irrisorio para un gran logro