No volveremos a ver una carrera como la de Bill Russell: una mirada de 10 cifras a lo que hizo del pívot una leyenda

Ha pasado toda una noche, pero el dolor sigue ahí cuando nos levantamos esta mañana. No, no es un mal sueño: Bill Russell ha fallecido este domingo, 31 de julio de 2022, tranquilamente al lado de su esposa Jeannine. La NBA ha perdido a uno de sus mejores jugadores. Un campeón, un embajador, un luchador… un modelo a seguir, simplemente. Su vida habrá dejado su huella en nosotros de muchas maneras, y para siempre. Por eso pensamos que el hombre que, durante casi seis décadas, ha sido una estrella del fútbol merecía ser recordado en diez cifras. Vamos, el corazón pesa, pero no podemos perder la sonrisa.

2

Bill Russell no fue seleccionado en primera posición ni por los Celtics ni por la NCAA, donde ya había comenzado su carrera de ganador de títulos. Sí, fue Sihugo «Si» Green quien se convirtió en la primera elección del draft de 1956, elegido por los Rochester Royals. Bilou fue seleccionado en segundo lugar por los St-Louis Hawks… que lo transfirieron a Boston por Ed Macauley y Cliff Hagan. Ahora sí que empiezas a pensar que ese año hubo un concurso para ver quién hacía las peores elecciones. Queriendo a Russell en su lista por sus habilidades defensivas, lo cual era totalmente innovador en ese momento, Red Auerbach estaba feliz de tomar al pívot. En este mismo draft, los Celtics seleccionarán a otros dos miembros del Salón de la Fama: K.C. Jones y John Heinsohn. Así es como, con un poco de locura y ambición, pero sobre todo de borrachera en la noche del draft, se crea la dinastía más victoriosa de todos los tiempos.

19

À De hecho, esta cifra no es una media, sino dos. Siga leyendo. En sus trece temporadas como jugador de la NBA, Bill Russell nunca promedió más de 19 puntos. ¿Su mejor campaña goleadora? La temporada 1961-62, donde terminó con 18,9 puntos. Así que sí, está muy bien, pero los más novatos entre ustedes podrían pensar que es muy poco para alguien que está considerado como uno de los mejores jugadores de todos los tiempos. Espera, hay más. À Por el contrario, Bill the Hill sólo logrará una temporada por debajo de los 19… rebotes de media. No, no, no necesitas recargar la página, has leído bien. ¿Cuál fue su perdición? La campaña 1967-1968, en la que, a sus 33 años, sólo consiguió 18,6 tiros fallados por partido. Ríete. Más en serio, la estadística es una locura, porque un pequeño partido de rebote del grandullón sería una clase magistral cada noche en la NBA actual. Y pensar que Andre Drummond se considera a sí mismo el mejor reboteador de todos los tiempos… Incluso ahí arriba, todavía se puede oír la risa de Bilou.

21 620

Bien, deja Si vas a hablar de rebotes, más vale que llegues al fondo del asunto. Así que no, de nuevo es importante decirlo: 21.620 no es el número de puntos que Russell ha anotado en su carrera, sino el número de rebotes que capturó en total durante trece años. Así que sí, su gran rival Wilt Chamberlain consiguió aún más (23.924), pero vaya. Estamos hablando de un tipo que cogió más rebotes que Tony Parker, Isiah Thomas o George Gervin cada uno. Incluso Larry Bird no se quedó atrás con «sólo» 21.791 puntos. No, sabes qué, hagámoslo de nuevo. De los 4.711 jugadores que han pisado una pista de la NBA hasta ahora, 4.675 han anotado menos puntos que los que ha cogido Bill Russell en rebotes, es decir, un 99,2%. ¿Podemos imaginar lo que significan estas cifras? Sobre todo porque el tipo logró todo eso en sólo trece temporadas. Es simple, en el top 10 de los mayores reboteadores de la historia, es el único que nunca superó la marca de los 1000 partidos jugados (963). Un gran respeto Russ.

11

Conocido y reconocido por el número de títulos que ganó a lo largo de su carrera, al que por supuesto volveremos, Bill Russell tiene otro récord de once unidades que será muy difícil de perseguir. LeBron es muy fuerte en los partidos «win or go home»? Sí, pero aquí está el maestro del ejercicio: con los Celtics, el pívot ganó diez partidos 7 de diez y un partido 5 de uno. Es un buen 11/11 en los Playoffs. Se podría pensar que es una actuación descabellada, pero si se añaden los partidos universitarios y los Juegos Olímpicos, se obtiene un total de 21/21 en partidos con apuestas similares. Básicamente, todos los oponentes que se han enfrentado a Bilou en un combate final han perdido. ¿La presión? Uno se pregunta si ese término existía en la época de Whiskers, a quien obviamente no le afectaba demasiado. Así que estamos a la espera de ver quién será el primero en igualar estas once victorias, por no hablar de un 100%. Un pajarito nos dice que puede tardar mucho, mucho tiempo.

14

Si le preguntamos qué es lo primero en lo que piensa cuando alguien dice «Bill Russell», seguro que será mucho lo que nos responda «once títulos de campeón». En este caso, hemos querido tener una visión más amplia, porque El Rellenador no sólo es un gran campeón de la NBA. Además de sus once anillos de las grandes ligas con Boston (un récord que probablemente nunca será igualado), el hombre también ganó dos títulos de la NCAA con los Dons de San Francisco y un título olímpico con el Team USA cuando aún estaba en la universidad. Son un total de catorce títulos. ¿Hay un límite para la indecencia? También podríamos haberte hablado de que los Celtics de Billou han llegado a los Playoffs ocho veces seguidas, o de que ha ganado los dos últimos títulos de esta serie de locos como jugador Y entrenador, pero imaginamos que, o bien ya conoces todos estos números, o bien te abruman tantos grandeza. Es muy sencillo: es casi seguro que no volveremos a ver esto. Y por un lado, eso es bueno, porque el suspenso también es bueno.

6

¿Cómo es posible escribir un artículo titulado «Bill Russell en diez números» sin incluir… su propio número? Porque la camiseta de Bill Russell no sólo ha dejado su huella en una generación de jugadores de baloncesto, sino que es una reliquia intocable que seguirá viviendo en la historia de la NBA, incluso ahora que él ya no está. Dos equipos han decidido retirar la túnica con el nombre «Russell» seguido de un «6». Los Boston Celtics incluso lo quitaron… dos veces. La primera vez fue en 1972, durante una ceremonia en la que Bilou no quiso participar por su lucha a favor de los negros. La segunda vez fue en 1999, cuando la leyenda estuvo presente junto a Wilt Chamberlain, Larry Bird y Kareem Abdul-Jabbar. El número 6 también fue retirado por los San Francisco Dons, donde Russell jugó de 1953 a 1956 en la NCAA. No es realmente sorprendente cuando se sabe hasta qué punto el pívot dominó a sus contemporáneos, trayendo a casa los dos únicos campeonatos de la historia de la universidad. Qué hombre.

44

Entre la multitud de historias, momentos o anécdotas sobre la lucha de Bill Russell por la comunidad afroamericana, hay un número que es especialmente revelador de la fuerza de carácter de este hombre. De hecho, como todos los anteriores y posteriores a él, Russ iba a recibir un anillo en su ingreso en el Salón de la Fama en 1975. Sin embargo, pasarían 44 años antes de que lo recibiera. ¿La razón? Bilou simplemente rechazó tal honor. En efecto, para él era inconcebible ser el primer jugador negro que entraba en este templo del baloncesto, y esperó el momento adecuado para aceptarlo. Así, con motivo de la incorporación en 2019 de Chuck Cooper, el primer jugador negro reclutado en 1950, el antiguo pívot de los C’s decidió finalmente organizar una ceremonia privada para recibir su bagaje con tranquilidad, ese mismo año. Un gesto simbólico, pero que dice mucho del personaje, cuya convicción impone respeto.

4

Si vamos a seguir con el tema del Salón de la Fama, también podríamos hablarte de todos los que están con Bill Russell. No uno, ni dos, ni tres, ¡sino cuatro! Una vez más, el tipo se las arregla para hacer varias veces lo que algunos soñarían con lograr incluso una vez. Pues ya lo tienes, en 1975 el interior entra en el Naismith Memorial Basketball Hall of Fame, el más famoso, que reúne a las más grandes leyendas de nuestro deporte, y en particular de la NBA. En 2006, por su carrera universitaria, entró en el Salón de la Fama del Baloncesto Colegial Nacional como miembro de la clase inaugural junto a James Naismith, Oscar Robertson, Dean Smith y John Wooden. Una buena compañía entonces. Al año siguiente, fue el turno del Salón de la Fama de la FIBA, creado en 1991, de incluirlo en el recién construido museo como miembro de la «clase fundadora». Y el año pasado volvió a entrar en el Naismith Memorial Basketball Hall of Fame, pero esta vez como entrenador, ya que fue el primer entrenador negro de la historia de la NBA. Casi estamos tentados de decir que no nos sorprende, aunque sea una completa locura…

25/35/50/75

Sí, aquí puede que hayamos roto un poco la regla, ya que no hay un solo número sino cuatro. Tal vez algunos hayan adivinado a qué se refieren… Son los equipos del «aniversario» de la NBA de los que formó parte Mister Russell. También se podría haber escrito «todos» en lugar de todos estos números, ya que, por definición, Bilou siempre estaba incluido. En 1971, con motivo del 25º aniversario de la gran liga, Bigotes ya está allí, tras haberse retirado dos años antes. Bis repetita in 1980 per il 35° anniversario. En la famosísima lista de los 50 mejores jugadores de todos los tiempos desvelada en 1996? Obviamente, el pivote es una opción obvia. Y cuando esta temporada, la número 75 de la NBA, se revela una nueva lista de 75 nombres, Bill Russell está allí. Aunque no pudo asistir físicamente a la ceremonia, fue el primer nombre que se anunció entre los pivotes. El simbolismo es muy fuerte para el hombre que fue un pionero en todos los aspectos y preparó el camino para muchas leyendas.

88

Como habrá notado, las cifras de este artículo se han anunciado en una lógica cronológica, o al menos aproximada. Por lo tanto, es natural cerrar este artículo con el número 88, la edad a la que murió Bill Russell. Su carrera, sus luchas, su vida, fueron más que impresionantes. Más que una inspiración, el capo era un modelo a seguir, no sólo en lo deportivo sino también como ser humano. Aunque es importante rendirle homenaje, mil historias no bastarían para describir el legado que deja. Sin Bill Russell, quizá nunca hubiera existido el Kareem Abdul-Jabbar de Shaquille O’Neal, por Javale McGee y muchos otros. Ante semejante leyenda, sólo podemos agachar la cabeza. Su sonrisa ya no nos acompañará, pero su alegría de vivir y su fuerza seguirán animando el mundo de la bola naranja por la eternidad. Y no podemos dejar de imaginarlo ahí arriba, reuniéndose con algunos de sus antiguos compañeros de los Celtics y con Wilt, para otro dantesco remake de lo mejor de los 60. Finalmente, no nos ha dejado, sólo ha ido un poco más allá.

Buen viaje Bill, ya te echamos de menos. Una carrera legendaria, que será recordada para siempre como una que abrió las puertas a muchas cosas en la historia de la liga.

Fuentes: ESPN, realgm.com, Hall of Fame.

Apuesta en las Mejores Casas de Apuestas del 21 de Febrero 2024

Betsson

Bono

$100

Betway Sport

Bono

CLP 100,000

Leovegas Sport

Bono

$1,000
Estás aquí: Inicio > Baloncesto > No volveremos a ver una carrera como la de Bill Russell: una mirada de 10 cifras a lo que hizo del pívot una leyenda