Flashback NBA 2021-22: la noche que los Raptors ganaron en Miami tras tres prórrogas, 63 minutos de diversión

TrashTalk ha tomado la costumbre de revivir los mejores momentos de la temporada pasada cada verano. Excepto en 2021, porque en el verano de 2021 el equipo editorial estuvo muy cerca de abandonar, pero esa es otra historia. Así que volvamos a la buena fórmula, retrocedamos unos meses, y recordemos que esta temporada 2021-22 fue una locura, desde el primer día hasta el último. ¿Hoy? La noche en que los Raptors y los Heat jugaron tanto tiempo que todos llegamos tarde al trabajo al día siguiente.

Para las estadísticas de este verdadero maratón, está aquí

Cuando imaginamos los momentos más destacados de la NBA a lo largo de la historia, solemos visualizar la actuación de un jugador o de un equipo. Un récord, una humillación, una acción… tenemos cientos de ejemplos en mente. Pero la Gran Liga es mucho más que eso. El baloncesto es un juego entre dos bandos, y su belleza no siempre proviene del contenido del juego o de su resultado final, sino de la confrontación pura, simple y primitiva. Por eso, cuando los Raptors y los Heat se enfrenten el sábado 29 de enero de 2022, nos van a ofrecer un mostrar memorable pelea, que aún hoy resuena en nuestras cabezas como uno de los combates más locos del año pasadoy que, por tanto, nos vemos obligados a revisitar para esta serie de flashbacks de la temporada 2021-22.

Esa noche había seis partidos en el programa. ¿Los accesorios? No es lo más atractivo. Si Kevin Durant y James Harden hubieran estado allí, el partido Nets-Warriors habría sido el centro de atención. Pero debido a problemas físicos, el bombo fue mucho menos loco de lo esperado. No, todas las miradas están puestas en el Este, en Florida, donde se avecina un duelo muy duro entre Toronto y Miami. Los Raptors, que apenas superan el 50% (24-23), llegan a Venice Beach con el objetivo de ganar un poco de aire a dos semanas del parón del All-Star. Los Heat, por su parte, deben asumir su condición de líderes de la conferencia (32-18) contra los hambrientos Dinos: una verdadera prueba para el equipo de Jimmy. Es una verdadera prueba para el equipo de Jimmy, de la que no se habló mucho en su momento, pero que hoy tiene una resonancia diferente. Después de no haber jugado durante dos noches, el equipo de Nick Nurse llega fresco contra los hombres de Eric Spoelstra, que iniciarán el segundo partido de un back-to-back. Un hecho que, a la luz de lo ocurrido aquella noche, no puede parecer trivial.

Pronto, los héroes del día se destacaron. Con 11 puntos cada uno, Gary Trent Jr. y Jimmy Butler lideraron el camino en un primer cuarto muy disputado en el que la diferencia nunca superó los cinco puntos. Al final de los primeros doce minutos, el marcador es 28-27 para los Raptors. El tono está marcado. Deja lo que estás haciendo, coge unas palomitas y ponte cómodo en tu sofá, porque el espectáculo está a punto de empezar. Por parte de Miami, la dependencia de Butler es flagrante. Cuando salga, Toronto tomará una ventaja de 15 puntos a mediados del segundo cuarto. Cuando éste vuelve, la diferencia se diluye y los Heat vuelven a estar a seis pequeños puntos (59-53) al descanso. Así que estamos en la mitad del partido -o eso pensamos- y Jimmy Buckets ya lleva 24 puntos. En cuanto se reanudó el partido, hubo una recaída: los canadienses recuperaron una ventaja de hasta 16 puntos y Miami parecía no tener solución a la intensidad de los Dinos. Cuando comenzó el último cuarto, los floridanos perdían por 10. Traducción: es ahora o nunca para hacer una carrera. Y aunque no todos creamos en la magia, tenemos que admitir que no sabemos qué ha pasado para que los cuatro galanes que acompañaban a Butler en la cancha vuelvan a ser jugadores de baloncesto. Los Heat tuvieron un buen comienzo con dos grandes tiros de Max Struss -sí, ahí estamos- antes de que los líderes naturales tomaran el timón por el tiempo del dinero. ¡Bien hecho, Sailor!

À A cuatro minutos del final del tiempo reglamentario, los dos equipos están empatados. Las defensas son asfixiantes, la intensidad es demencial y los ladrillos vuelan. Los Raps sólo anotaron cerca del círculo, mientras que Miami se las arregló para tomar una ventaja de dos puntos en el minuto final con dos grandes tiros de 3 puntos de Tyler Herro -que había estado terrible desde el principio del partido- y luego de P.J. Tucker. En su última oportunidad, los Dinos realizaron dos disparos gracias al intento de toque de Scottie Barnes. A falta de dos segundos y con dos puntos de desventaja, el Novato del Año anotaría sus dos tiros libres. Horas extras en MiamiCogemos los mismos y empezamos de nuevo. En línea con la falta de oxígeno que se siente en los últimos minutos, el tiempo extra será irrespirable y… totalmente WTF. Es muy sencillo: el juego pierde toda la lógica. Por parte de los Raptors, Gary Trent Jr. no mete nada, ni Herro ni Tucker, que salvó a los Heat hace apenas dos minutos. Como era de esperar, fueron Gabe Vincent (?) y Fred VanVleet -que por fin se despertó- quienes tomaron el mando. No estoy seguro de que vaya a ser capaz de hacerlo, pero no estoy seguro de que vaya a ser capaz de hacerlo.

En una última acción completamente desordenada, OG Anunoby consigue hacer un improbable giro de fadeaway… y falla por poco. Empatados a 105, empezamos de nuevo. À ¿Cómo crees que va la segunda prórroga? Sí, ¡bravo! Exactamente igual que el primero. La última acción de estos cinco minutos es muy representativa del juego. El disparo de Trent Jr. provocó un lío en el rebote que dio envidia a la periferia parisina, y el balón cayó en manos de Gabe Vincent, que envió una ojiva desde diez metros… ¡y marcó! Lástima que Erik Spoelstra se tomara un tiempo muerto antes, anulando lo que habría sido un partido ganador. Eso es difícil, sobre todo porque Tyler Herro va a lanzar un flotador él solo desde 3 metros detrás del círculo. Hasta ahí. Y ya sabes lo que hay que hacer, ¿verdad? Hagámoslo de nuevo y empecemos de nuevo. Pero esta vez es de verdad. Llevados siempre por un Fred VanVleet ultradefensivo, los Raptors consiguieron una ventaja de cuatro puntos a falta de nueve segundos, y Miami ya no volvió a recuperarla. Después de tres largas, MUY LARGAS prórrogas, el partido termina: 124-120 para los Dinos.

Agárrate fuerte porque las cifras siguen siendo vertiginosas. En total, los cinco grandes de Toronto jugaron ¡55 minutos y 48 segundos de media en un partido que duró cuatro horas! Por parte de los Heat, la hoja de juego es bastante equívoca: Jimmy Butler se cargó literalmente a Florida sobre sus hombros con 37 puntos, 14 rebotes, 10 asistencias, 3 robos y 2 tapones en 52 minutos. Y como no olvidamos nada, no podemos dejar de preguntarnos qué habría pasado si Miami hubiera tenido aunque sea un día de descanso. En el caso de los canadienses, en cambio, cada uno contribuyó de forma diferente y en momentos distintos, lo que hace difícil elegir a un jugador de mayor rendimiento, aunque los 33 puntos de Gary Trent Jr. parecen destacarse a pesar de un final de partido olvidable. En cuanto a Pascal Siakam, no estuvo lejos del cinco por cinco con un partido en 21/13/6/4/4 que sin embargo esconde unos porcentajes muy sucios. Más allá de las estadísticas, nos quedaremos con el esfuerzo sobrehumano realizado por todos los grandes protagonistas de este partido, que no tardaron en dormirse esa noche, al igual que nosotros.

YouTube video

Este Raptors-Heat no pasará a la historia como el mejor partido de la historia de la NBA. Sin embargo, se recordará para siempre como una guerra de trincheras que nos mantuvo en vilo durante mucho más tiempo del que nadie imaginaba. Gracias señores, más que jugadores de baloncesto, había diez gladiadores en la cancha esa noche.

Fuente del texto: Basketball Reference

Apuesta en las Mejores Casas de Apuestas del 12 de Junio 2024

Betsson Sport

Betsson Sport

Bono

$100

Betway Sport

Betway Sport

Bono

CLP 100,000

LeoVegas Sport

LeoVegas Sport

Bono

$1,000
Estás aquí: Inicio > Baloncesto > Flashback NBA 2021-22: la noche que los Raptors ganaron en Miami tras tres prórrogas, 63 minutos de diversión