Flashback NBA 2021-22: cuando los Rockets estaban en una montaña rusa, perdiendo quince y luego ganando siete seguidos

TrashTalk ha tomado la costumbre cada verano de revivir con emoción los mejores momentos de la temporada pasada. Incluso en 2021, a pesar de un verano que había puesto a todas nuestras fuerzas en estado de colapso, pero esa es otra historia. Así que volvamos a nuestra vieja fórmula, demos unos pasos atrás, unos meses atrás, y recordemos que esta temporada 2021-22 fue una locura, desde el primer día hasta el último. ¿Hoy? Recordamos que los Rockets se convirtieron en el mejor equipo de la liga durante quince días.

Es 23 de noviembre de 2021, y tras un gran mes de temporada regular los Houston Rockets parecen más una broma pesada que una franquicia de la NBA. Jalen Green tiene problemas, John Wall está absorbiendo el 80% del PIB de Texas y Stephen Silas -el entrenador casi novato de este joven equipo- está a punto de hacer carrera en el estante de Auchan. Sí, es cierto, su equipo acaba de perder un… decimoquinto partido consecutivo y ha validado, en un hecho insólito, todo un mes de competición sin una sola victoria. ¿El récord de los Rockets esa noche, tras esta lógica derrota ante los Celtics? Una victoria (contra los Thunder al principio de la temporada) y dieciséis derrotas. Vale que el objetivo sigue siendo el Borrador, pero la vergüenza tiene límites y están a punto de ser superados. ¿Lo peor de todo esto? Y es que el calendario que se avecina deja pocas dudas a estas alturas: la franquicia tejana SEGUIRÁ su descenso a los infiernos e irá a por los récords históricos de nulidad. Fin del capítulo 1, porque como sabéis, nada en la NBA sale como uno espera.

25 de noviembre, 48 horas después, y es contra Chicago que la serie de la vergüenza debe continuar. Los Bulls son uno de los equipos revelación de principios de temporada, Lonzo Ball se ha convertido en un auténtico francotirador, Alex Caruso es un jugador del Hall Of Fame y Nikola Vucevic vuelve a estar en forma, entre otros. Es una buena noticia contra una franquicia texana que ha hecho de los jugadores de segunda categoría sus líderes y cuyo futuro jugador franquicia -Jalen Green- tuvo que salir lesionado en la primera parte, pero nunca se sabe, se dice uno (no se dice del todo). ¿El juego? Un partido entre muchos otros, nada realmente loco queremos decir, pero un partido que -por fin- nos demostrará que estos Rockets tienen corazón. Danuel House Jr. hace de bombero en la segunda parte, Garrison Matthews toma los tiros en el momento adecuado, y el Toyota Center casi lleno (¿cómo es posible?) vivirá esta noche un acontecimiento increíble: una victoria. El mundo no deja de girar para los Bulls, la fiesta en Houston, pero los Rockets respiran con fuerza tras 31 días de inactividad. Fin del capítulo 2, nadie está preparado para la siguiente parte.

Salta dos semanas después, y tras esa rara y milagrosa victoria sobre los Bulls, Así que los Rockets acaban de ganar… ¿seis seguidos? ¿Verdad? Sí, seis victorias consecutivas. Los Hornets cayeron al final de un maratón increíble, los Thunder fueron derrotados dos veces y recuperaron el codiciado puesto de peor equipo de la Liga, los Magic y los Pelicans también pasaron por el molino tejano. Este 8 de noviembre, los ojos del mundo del baloncesto están puestos en un tal Stephen C., que planea convertirse en el francotirador más productivo de la historia esa noche, pero es ese bribón de Stephen S. quien también se servirá del buffet. Stephen S. como en Stephen Silas, un entrenador cuyos métodos extrañamente ya no se cuestionan, y por una buena razón, ya que el partido de esta noche contra Brooklyn será sinónimo de… una séptima victoria consecutiva. Los Rockets son Nadal en Roland, los Rockets son Schumi en los años 2000, los Rockets son los GalácticosSi alguna vez un equipo había perdido quince partidos seguidos en la misma temporada antes de ganar siete seguidos, los Rockets han empujado el vicio al enlazar las dos series. La guinda del pastel la pone el antiguo ídolo convertido en enemigo James Harden, que se llevará la salsa esa noche, apagada por un dúo de otro lado para Houston. Josh Christopher, absolutamente perfecto y sexy como fu*k en la noche de su vigésimo cumpleaños, y Garrison Matthews, una especie de francotirador tatuado que se lanza sobre todo lo que se mueve en defensa y convierte en oro todo lo que toca en ataque.

El dolce vita Los Rockets llegaron a estar 1-11 e incluso 1-15 a finales del invierno, antes de terminar su temporada con siete derrotas consecutivas. Un equipo de «playoffs», algunos dirían, una temporada completamente WTF. La NBA, donde ocurren cosas increíbles.

Apuesta en las Mejores Casas de Apuestas del 17 de Abril 2024

Betsson

Bono

$100

Betway Sport

Bono

CLP 100,000

Leovegas Sport

Bono

$1,000
Estás aquí: Inicio > Baloncesto > Flashback NBA 2021-22: cuando los Rockets estaban en una montaña rusa, perdiendo quince y luego ganando siete seguidos